En Japón, los mochis son una auténtica delicia, elaborados con una masa de harina de arroz glutinoso, estos bocados algo pegajosos y tiernos son perfectos para culminar una comida oriental.

¿Cómo preparar mochis caseros?

Aunque requieren un poco de esfuerzo, el resultado final vale la pena, además podemos cambiar el sabor del relleno a nuestro gusto simplemente añadiendo el ingrediente deseado.

Receta de mochis japoneses

Preparación: 30 minutos
Cocción: 30 minutos
Raciones: 20 unidades

Ingredientes

  • 125 g de harina de arroz glutinoso
  • 50 g de azúcar
  • 165 ml de agua fría
  • 220 g de nata líquida para montar
  • 25 g de azúcar glasé
  • 2 láminas de gelatina
  • 2 gotas de esencia de vainilla
  • Fécula de patata (para trabajar la masa)

Preparación

1. Relleno

  1. Remojar la gelatina y disolverla en 20 g de nata. Montar el resto de la nata con el azúcar y agregar los 20 g restantes con la gelatina.
  2. Congelar la masa en moldes semiesféricos aptos para congelador durante aproximadamente 2 horas.

2. Masa

  1. Mezclar todos los ingredientes en un bol con una batidora eléctrica.
  2. Envolver el bol con film transparente y cocinar la masa en el microondas durante 1 minuto a máxima potencia. Revolver y repetir el proceso un par de veces más.

3. Formado de los mochis

    1. Tomar porciones de aproximadamente 25 g de masa, enharinar los dedos con la fécula de patata y extender la masa.
    2. Colocar un núcleo de nata congelada en el centro y cerrar la masa con el pliegue hacia abajo para que se cierre por su propio peso.
    3. Refrigerar los mochis y dejar que el núcleo se descongele durante unos 20 minutos antes de consumir.

¿Cuáles son los mochis más populares?

Estas pequeñas bolas de masa de arroz glutinoso están rellenas de sabores deliciosos y son perfectas como postre o refrigerio.

  • Maní: Dulce y suave, con un toque de polvo de maní por encima.
  • Mango: Refrescante y dulce, con un corazón de mango que deleita el paladar.
  • Chocolate: Rico y reconfortante, con cacao en polvo para los amantes del chocolate.
  • Matcha: Sofisticado y aromático, con té verde matcha para una experiencia única.
  • Mochi congelado: Una opción refrescante para el verano, con helado en el centro y masa de mochi alrededor.

¿Sabías qué?

El nombre «mochi» proviene del verbo japonés «motsu», que significa «amasar» y han sido consumidos en Japón durante siglos, asociado a celebraciones y festivales tradicionales.

Recomendamos

5/5 (1 Calificación)

Escribe un Comentario