El agua de avena es una bebida comúnmente utilizada como complemento en algunas dietas para controlar el peso sin comprometer la salud y aprovechando al máximo sus propiedades.

¿Cómo preparar agua de avena?

Preparar agua de avena es realmente sencillo y solo requiere de cuatro ingredientes fácilmente disponibles: avena, agua, canela, vainilla y opcionalmente algún endulzante natural como miel.

Receta de agua de avena para adelgazar

Ingredientes

  • 2 litros de agua
  • 1 taza de avena natural
  • 1 ramita de canela
  • 1 cucharadita de miel (opcional)

Preparación

  1. En un recipiente grande, reserva la avena y cúbrela con agua. Remoja durante aproximadamente 6 horas, luego desecha el agua de remojo y enjuaga con agua fresca.
  2. En una licuadora, agrega la avena remojada y, opcionalmente, la miel. Licua todo durante dos minutos hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Vierte el contenido en una jarra y agrega unas gotas de vainilla. Añade la ramita de canela para dar sabor y refrigera durante un tiempo.

¿Por qué remojar la avena?

El remojo ayuda a ablandar las hojuelas de avena y liberar sus nutrientes, facilitando su digestión y absorción. Al activar las enzimas y reducir el contenido de ácido fítico, se potencian los beneficios nutricionales del agua de avena.

Beneficios del agua de avena

  1. El agua de avena es conocida por su potencial para ayudar en la pérdida de peso, ya que es baja en calorías y rica en fibra, lo que brinda sensación de saciedad y ayuda a controlar el apetito.
  2. Gracias a su contenido de fibra soluble, el agua de avena contribuye a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo cual beneficia tanto a personas con diabetes como a aquellos que desean mantener estables sus niveles de glucosa.
  3. La fibra presente en el agua de avena favorece el funcionamiento del sistema digestivo, aliviando problemas como el estreñimiento y promoviendo una digestión saludable.

Recomendamos

5/5 (1 Calificación)

Escribe un Comentario