Comer es un placer y, a fin de año, hay una gran variedad de preparaciones que van asociadas a las celebraciones propias de las fechas.

Cola de mono, pan de pascua, espumante, galletas navideñas, son algunas, que tienen la característica de ser hipercalóricas, lo que conlleva, en algunos casos, no sólo a que subamos de peso, sino que también a sentirnos inflamadas, deshidratadas o incluso con una que otra molestia o pesadez estomacal.

Ahora, si eres de este team post fiestas, la buena noticia es que se trata de una situación que se puede revertir volviendo a los hábitos saludables.

Magdalena de Quevedo, nutricionista y CEO de Clínica Acorpus explica:

Las frutas son una excelente opción para incluir en un plan de détox, ya que son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, ayudando así a eliminar las toxinas del cuerpo.

¿Frutas prohibidas?

Si bien es conocido el poder nutritivo de las frutas, existen una serie de mitos alrededor de algunas, tales como los plátanos, que, según la creencia popular, se debiese evitar a toda costa, ya que hacen subir de peso. 

Esto es totalmente falso, los plátanos no engordan, de hecho, son un excelente snack para incluir entre comidas, ya que generan saciedad, todo está en la cantidad. Es decir, si te comes 5 plátanos al día, y no haces ninguna actividad física, es posible que subas de peso. Lo mismo pasa con las uvas. 

Por otro lado, respecto a si las frutas pierden sus nutrientes al ser consumidas en jugos o en batidos, la profesional aclara:

Cuando pasan por la licuadora, el contacto con el acero de la cuchilla puede alternar algunas de sus propiedades, pero entre no consumir nada de frutas o hacerlo mediante un jugo o un batido, pues es mucho más saludable lo último.

Ahora respecto a qué frutas podemos agregar a este détox, todas funcionan, pero las más recomendables y que podemos encontrar en verano son las siguientes: 

  • Sandía: Tiene un alto contenido de agua, es refrescante y baja en calorías.
  • Melón: Al igual que la sandía, es una fruta hidratante y baja en calorías.
  • Piña: Contiene bromelina, una enzima que puede ayudar en la digestión.
  • Fresas: Son ricas en antioxidantes y relativamente bajas en calorías.
  • Arándanos: También son antioxidantes y contienen fibra.

Cocktails con fruta 

Otro gran mito en torno a las frutas es que consumirlas en tragos, también es válido para conseguir sus vitaminas y minerales.

Esto es lo peor que puedes hacer si lo que buscas es un détox o bajar de peso, ya la fruta absorbe todo el alcohol que, de por sí, no sólo es calórico sino que tiene calorías vacías, es decir que no nos aportan en nada. Mezclar frutas con alcohol hace que ellas pierdan todas sus propiedades nutritivas. Además, tomar uno de este tipo de tragos con frutas equivale a como si te tomaras 3.

Plan de alimentación post fiestas

Magdalena de Quevedo, nutricionista y CEO y directora de Clínica Acorpus además comparte un plan de alimentación con las principales comidas del día que, pueden ser de ayuda para quienes buscan volver al equilibrio en su alimentación. 

Es importante adaptar este plan según tus necesidades y preferencias personales. Además, es vital incluir variedad de alimentos y mantener una proporción adecuada de proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Además, asegúrate de hidratarte adecuadamente bebiendo suficiente agua durante el día. Siempre es recomendable consultar con tu nutricionista antes de hacer cambios significativos en tu dieta.

Desayuno

  1. Una porción de fruta fresca (por ejemplo, una manzana o una naranja).
  2. Un tazón de yogur natural bajo en grasa con granola y nueces.
  3. Una taza de té o café sin azúcar.

Almuerzo

  1. Ensalada mixta con vegetales frescos, como lechuga, tomate, pepino y zanahoria.
  2. Aliña con aceite de oliva y vinagre balsámico.
  3. Una porción de 120 g proteína magra, como pollo a la plancha o salmón al horno.
  4. Una porción (3/4 taza) de arroz integral o quinoa.
  5. Una taza de agua o infusión sin azúcar.

Once

  1. Dos rebanadas de pan integral con palta y tomate.
  2. Una porción de queso bajo en grasa.
  3. Una taza de té o café sin azúcar.
  4. Una porción de fruta fresca, como piña o melón.

Cena

  1. Una ensalada abundante de espinacas, champiñones, tomate cherry y vinagreta de limón.
  2. Una porción de 120g proteína magra, como pechuga de pollo a la parrilla.
  3. Un vaso de agua o infusión sin azúcar.

Para más información: www.acorpus.cl.

Recomendamos

Escribe un Comentario