El caldo de huesos es una de las preparaciones estrellas tanto entre quienes han decidido optar por una alimentación más natural, sin aditivos y sin procesamiento ya que prioriza aquellos alimentos que entrega en un 100% nutrientes que son necesarios para tener un organismo funcional y saludable.

Entendiendo el impacto positivo de esta preparación y a la vez, el poco tiempo que las personas tienden a tener para dedicarse a la cocina, es que Granja Magdalena, con más de dos décadas de expertise en el ofrecimiento de productos 100% naturales y avalados por destacados nutricionistas, creó la solución para su consumo en Chile, ofrece  caldos de huesos de pollo, que vienen en las siguientes variedades: concentrado solo de  Hueso de pollo, concentrado de hueso de garra y concentrado de pollo hueso y garra con verduras.

Juan Carlos Blanco, Director Ejecutivo Granja Magdalena explica:

Nuestro producto tiene 200 veces menos sal que los actuales caldos sintéticos que encuentras en el mercado, pero además se caracteriza por ser el que más aporta en proteína y colágeno del mercado. Además cuenta con una alta biodisponibilidad,  por ende, es el más nutritivo y el más potente para el cuidado de la piel.

El modo de uso de estos caldos es muy simple. Puedes verter directamente el producto congelado, descongelar en refrigeración o calentar durante 20 segundos en el microondas

En el caso de los concentrados Si derrites el producto totalmente y luego, lo enfrías, gelifica, quedando demostrada toda la proteína y el colágeno biodisponible.

El caldo concentrado Granja Magdalena se puede añadir de manera directa a tus recetas o incluso puedes utilizarlas como base para salsas.

Por otro lado, puedes usar los caldos en arroces y guisos, mezclando el producto en dos partes de agua y un caldo. Ahora si quieres para hacer sopa o consomé, puedes mezclar en tres partes de agua y un caldo.

Y, el caldo líquido que viene en su envase de botella de vidrio de 475 cc, también es muy fácil de usar en todas tus recetas, agregándole textura y sabor a tus preparaciones y, entregándote también la posibilidad de añadir especias, verduras, sal, según a gusto.

Es ideal para sopas, guisos, salsas y más, su preparación es tan sencilla como agregar a tus recetas favoritas, en caso de querer un consomé, solo debes calentarlo.

Recetas de la abuela con caldo de huesos

A continuación te compartimos algunas de las recetas que puedes hacer con caldos Granja Magdalena y, que son ideales para invierno y para consumir en cualquier momento del día.

1. Sopas y caldos con caldo de huesos

Los caldos pueden usarse como una base para preparar sopas y caldos nutritivos y reconfortantes.

  1. Diluye 1 parte de caldo de hueso en 2 partes de agua (o a gusto). Lleva a ebullición.
  2. Agrega tus ingredientes favoritos (en este caso puede ser verduras, como zanahorias o zapallo para darle un boost nutricional a esta preparación y combinarla con el aporte proteico que ya tiene el caldo en sí). Una vez cocinado, sirve bien caliente y ¡disfruta!

2. Guisos y estofados con caldo de huesos

También puedes utilizar el caldo de hueso para preparar guisos y estofados, aportándole a estas recetas sabor y un toque de gelatina, dándole una textura más rica a tus platos.

Acá va una idea para darle potenciar un guiso de zapallo italiano

  1. Calentar en una olla aceite y agregar cebolla a gusto, hasta que esté transparente y blanda.
  2. Agregar el caldo de hueso. Incluir a la mezcla carne molida (opcional), sal y pimienta a gusto y cocinar hasta que la carne tome color.
  3. Incluir los cubos de zapallo italiano, tapar y cocinar por unos 15 minutos hasta que el zapallo esté blando. En caso que esté muy seco, puedes agregar un poco de agua.

3. Arroces con caldo de huesos

La versatilidad de los caldos de huesos también te permite agregarlos a tu arroz o quínoa para darles sabor y hacerlos más nutritivos de manera natural.

  1. Diluye 1 parte de caldo de hueso en 2 partes de agua y sigue las instrucciones de cocción habituales de tu arroz o quínoa.
  2. El resultado será un plato más sabroso y nutritivo.

4. Salsas y aderezos con caldo de huesos

El caldo de hueso es un ingrediente clave en la elaboración de salsas y aderezos.

  1. Para preparar una salsa, reduce el caldo de hueso a fuego medio hasta obtener la consistencia deseada. Añade los condimentos de tu elección.
  2. Para un aderezo, mezcla 1 parte de caldo de hueso con 1 parte de aceite de oliva y añade hierbas, especias o zumo de limón al gusto.

5. Infusión con caldo de huesos para cualquier hora del día

  1. Calienta el caldo de hueso y dilúyelo con la cantidad de agua que prefieras (por ejemplo, 1 parte de caldo de hueso y 1 parte de agua)
  2. Disfrútalo en una taza, agregando sal y pimienta al gusto.

¿Dónde comprar caldo de huesos?

Actualmente para hogares de Santiago y Viña del Mar, estos caldos y todos los productos que ofrece Granja Magdalena, puedes adquirirlos directamente a través de su web. www.distribuidoramagdalena.cl.

Recomendamos

Escribe un Comentario