La nariz es una cavidad vital, mediante la cual entra el aire a nuestro cuerpo, es decir, es aquel que nos permite respirar oxígeno y, por ende, vivir en este planeta.

Pero eso no es todo, ya que también la nariz nos da la posibilidad de desarrollar nuestro olfato, un sentido que está íntimamente conectado con recuerdos, momentos especiales, nuestras emociones y los olores que pueden generar placer en nuestra vida.

Ahora, la nariz en términos netamente estéticos también es el centro de nuestra cara, y prácticamente lo primero que vemos cuando nos miramos al espejo.

Entendiendo su función clave en nuestra vida ¿Qué pasa cuando no nos gusta su forma? ¿Qué pasa cuando nos hace sentir inseguras, acomplejadas especialmente en momentos claves donde no solo queremos vernos confiadas, sino que sentirnos así?

Es ahí donde es posible que comencemos a tener sentimientos encontrados con nuestra nariz, sintiéndonos frustradas, ansiosas, y, con nuestro amor propio mermado en momentos claves como, cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, cuando exponemos ante otras personas, cuando conocemos a un potencial nuevo amor o incluso cuando nos casamos.

Muchas mujeres sufren en silencio esta relación de amor – odio con sus narices. Y mientras algunas deciden vivir con este complejo, otras, cambian su narrativa y deciden tomar la mejor opción para conseguir la nariz que siempre soñaron.

Viviana Ávila, equitadora y oficial de Carabineros e instructora de policía montada llegó hasta Acorpus, Clínica de medicina estética y cirugía ambulatoria, acreditada por SEREMI de Salud, para realizarse una rinoplastía simple o corrección nasal.

Se trata de un procedimiento quirúrgico ambulatorio sencillo, ya que solo se procede a tratar la giba y levantar la punta nasal. Su duración es solo de 45 minutos, máximo 1 hora, con una rápida recuperación.

Siempre tuve un tema con mi perfil, no me gustaba para nada. Traté de verdad de quererme como era, sin querer cambiar esta parte de mi cara, pero cuando se me dio la oportunidad de operarme, no lo dudé porque la clínica me ofrecía optar por la rinoplastia simple que, es solo raspar un poco el huesito de la nariz.

Respecto a la transformación que experimentó tras la intervención, Viviana recalca que fue más allá que lo estético:

La verdad es que cambió mucho la forma de verme a mí misma, ya que ahora mi perfil me encanta, se ve tan natural, tal como siempre lo deseé. De hecho, ni siquiera se nota la intervención. Esto me ha permitido darme la libertad de tomarme fotos de lado, de perfil, de todos los ángulos. Hoy me encanta verme al espejo y mi autoestima ha crecido mucho. Mi nariz quedó hermosa, tal como siempre soñé.

Otro aspecto que destaca Viviana es la experiencia que tuvo en Acorpus, y, que es uno de los valores agregados de la Clínica:

Los profesionales son increíbles. Desde el minuto uno en que empecé a ver los exámenes para poder operarme, estuvieron preocupados de mí, lo mismo durante la operación y hasta después de la intervención. Además, quiero destacar el apoyo y contención emocional de los profesionales durante todo el proceso.

Quien también tuvo una experiencia transformadora al realizarse una rinoplastía simple fue Daniela De Quevedo, ingeniera civil en computación.

Siempre quise operarme la nariz porque sentía que tenía el hueso muy pronunciado, pero me daba mucho miedo someterme a una intervención tradicional y que cambiaran totalmente mi nariz, ya que lo que necesitaba era muy puntual, entonces lo veía como algo muy lejano. Cuando conocí la nueva intervención que era mucho menos invasiva, rápida y segura, no lo dudé más y me atreví, siento que cumplió todas mis expectativas.

Daniela agrega:

Esta intervención mejoró mi autoestima ya que finalmente pude hacer el cambio que siempre quise y ahora me gusta mi perfil y lo armonioso que quedó mi rostro. Además, la experiencia en Acorpus fue súper buena, me explicaron todo el proceso, los cuidados y me entregaron mucha información relevante para estar segura de que era lo que quería hacer y el resultado.

Magdalena de Quevedo CEO y directora de la Clínica Acorpus explica:

Esta es una intervención exclusiva de Acorpus que tiene como propósito darle a nuestros (as) pacientes estos boost de autoestima y amor propio que llegan buscando y que es totalmente válido. Y lo mejor es hacerlo en nuestra Clínica donde contamos con equipo médico y profesionales de salud certificados y comprometidos con los resultados y con nuestros (as) pacientes.

Magdalena agrega:

Esta intervención, como tantas otras que ofrecemos en Acorpus, genera un cambio en la vida de todos (as) nuestros (as) pacientes y eso es el motor de todos quienes conformamos el equipo de la Clínica, lo que nos mueve y nos hace felices.

Es importante destacar que, quien quiera realizarse este procedimiento, debe realizarse una evaluación previa para saber si califica para esta cirugía, o si necesita la Rinoplastía tradicional.

En Acorpus puedes pedir tu cita de evaluación puede ser Online o Presencial, sin costo alguno para el (la) paciente al +56 9 7796 7585

Para más información visita www.acorpus.cl.

Recomendamos

Escribe un Comentario