Durante años en Chile, el tema belleza era considerado solo asunto de mujeres, sin embargo, con el tiempo, esto ha ido cambiando.

En 2018 un estudio indicó que un 51% de los hombres chilenos reconocía invertir dinero en productos para la cara y un 23,9% confesó que las líneas de expresión era algo que los inquietaba.

Así comenzó a forjarse el mapa del «nuevo hombre chileno». Pero esto es mucho más que una tendencia, es un verdadero cambio cultural que se ha ido potenciado con la llegada de migrantes a nuestro país, en especial, colombianos y venezolanos que traen consigo la cultura de la importancia del autocuidado y la belleza.

Pedro Pablo Rojas, Gerente encargado de los Centros Fiorella (fiorella.cl), explica:

Los migrantes han ayudado a normalizar que un hombre se preocupe de su aspecto físico y también de su salud, y eso queda reflejado en las generaciones más jóvenes, de 20 a 30 años, que son el grupo que más demandan por procedimientos estéticos de acuerdo a nuestra experiencia como empresa.

Y esto es sola una parte del fenómeno, ya que debido a que los hombres están demandando cada vez más procedimientos estéticos, la industria de la belleza en Chile, en los últimos años, ha ido en aumento, convirtiéndose en una tremenda oportunidad de negocio.

Pensando en esto, es que Fiorella ofrece franquicias a lo largo del país, con un bajo costo de inversión, permitiéndole a cualquier persona aprender del negocio desde cero y obtener altos márgenes de ganancias.

Actualmente, la empresa cuenta con cuatro centros en la Región Metropolitana, estando estos en: Providencia, Ñuñoa, Maipú y Santiago Centro, además de uno en Antofagasta.

Lo que ELLOS quieren

¿Cuáles son los procedimientos estéticos más demandados por los hombres chilenos?

Sin duda son los tratamientos faciales, específicamente el bótox y la rinomodelación.

En Fiorella, en una sola sesión que dura alrededor de 30 minutos, se aplican microinyecciones en la zona a tratar, lo que genera el relajamiento de la musculatura, provocando de inmediato el efecto de una piel mucho más luminosa y lisa.

Los resultados los verás entre 4 a 7 días, pero su efecto total lo percibirás en solo 2 semanas.

Una de las grandes ventajas de este procedimiento es que, a diferencia de una cirugía plástica, es reversible y temporal, además no se corre el riesgo que implica pasar por pabellón.

Por otro lado, en el caso de la rinomodelación, se inyecta ácido hialurónico en puntos específicos de la nariz para modificar su forma.

Se trata de un procedimiento rápido y eficaz de una sola sesión y cuyo efecto puede durar entre 8 meses hasta a 1 año.

Y en vista que el domingo 19 de junio se celebra el Día del Papá, Centros Fiorella, ha decidido seguir empoderando a su clientela masculina, por lo que, durante todo junio, por la compra de cualquier tratamiento, obtendrás de regalo una sesión fotográfica junto a tu padre en cualquier sucursal de Photolife Studios en Santiago, tan solo mostrando tu boleta de Centros Fiorella.

Escribe un Comentario