Cada día los adultos se preocupan más por lo que sus hijos ven en internet. Algunos los limitan a manejar cuentas en las redes sociales por temor a cómo esto les puede influir en su crecimiento.

Pero, la gran mayoría de estos representantes igualmente comparten, de forma constante, fotos y videos de sus niños realizando cualquier actividad.

Incluso, han creado cuentas en las redes sociales con el nombre de los niños. A esta acción se le llama «Sharenting».

Sol Gonzalez, Investigadora de Seguridad Informática de ESET Latinoamérica afirma:

Esta práctica podría generar en los niños dificultades durante su crecimiento, entre ellos, problemas psicológicos y de seguridad. Algunos podrían considerar que no se les está permitiendo poder elegir lo que quieren ser.

Actualmente hay niños que tienen más de 1.000 fotos de ellos publicadas en las redes, antes de cumplir cinco años de edad.  aunque los padres lo desconozcan, es una situación en la que la privacidad del menor de edad está siendo vulnerada.

Los niños pueden ser muy moldeables, si a sus padres les gusta constantemente compartir información y fotos en las redes sociales, los pequeños podrían imitar estos comportamientos.

Un «me gusta», comentario en una foto o aumento de seguidores podrían convertirse en la principal motivación de ellos.

Riesgo del Sharenting

Sin bien, la principal consecuencia son los posibles problemas psicológicos que podría padecer del niño, también se le suma el riesgo de abrir las puertas al robo online de la identidad del menor y que sus datos terminan siendo usados por los llamados depredadores online para comerciar en la Dark Web.

Sol González asegura:

La información que se publica puede permanecer de forma indefinida en Internet, como una huella digital. Si muchos padres comprendieran cómo pueden influir en la huella digital de sus hijos, mayor sería el cuidado contra el acoso cibernético y otros problemas.

Aunque no siempre ocurre, puede que alguna publicación que se compartió en las redes se vuelva viral.

Esto haría imposible que se puede eliminar el contenido de internet y el niño queda expuesto a miles de personas.

DESTACADO:  La fragilidad de las redes sociales vs. la digitalización del comercio

¿Qué es Sharenting y qué no es?

No todo lo que se publica de los niños o grupo familiar se cataloga como Sherenting. Esta práctica se ejecuta cuando el padre o representante comparte muy seguido o de forma abusiva la evolución y crecimiento del pequeño. La diferencia dependerá de la cantidad y constancia de las publicaciones.

Sol González comenta:

Es importante no solo controlar la cantidad de publicaciones que se realizan de los niños, sino también el contenido que se estará mostrando. Configurar la privacidad  es una acción que se podría aplicar, así como fotografías explícitas de sus hijos, como cuando se están bañando, aunque sean bebés.

En los últimos años, por la pandemia, se ha registrado un aumento en la interacción de las personas de forma online. Las redes sociales, mientras se usen con prudencia, son una herramienta positiva en estos tiempos en que familiares y amigos pueden estar conectados desde la distancia.

ESET invita a conocer Conexión Segura, su podcast para saber qué está ocurriendo en el mundo de la seguridad informática. Para escucharlo puedes ingresar a: open.spotify.com.

Recomendamos

Escribir un Comentario