Más de 4 millones de gatos viven en Chile, según cifras entregadas por la SUBDERE el año pasado. Muchos cat lovers buscan el bienestar de sus mascotas, por eso el tema de la alimentación es fundamental para ello.

Para comenzar, es importante saber cuánto deben comer los gatos. Esta cantidad depende de su tamaño, edad, nivel de actividad y estado de salud. En promedio, un gato adulto necesita alrededor de 2-3 tazas de comida al día, divididas en dos comidas.

El especialista y veterinario de Gabrica (@somosgabricacl), Luis Fernando Reyes, recomienda:

Elegir alimentos de calidad, no en relación al precio, sino a los ingredientes que contiene. Evitar los alimentos con conservantes artificiales, colorantes y sabores artificiales. También es aconsejable hablar con un veterinario para determinar la cantidad exacta de comida que su gato necesita, así evitarás problemas de sobrepeso o nutrición insuficiente.

Obesidad

El especialista de Gabrica indica:

La obesidad, es una de las complicaciones más comunes en temas de alimentación y se produce cuando un gato consume más calorías de las que su cuerpo puede quemar. La obesidad puede ser perjudicial para la salud de los gatos, ya que puede aumentar el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, problemas renales, enfermedades hepáticas o enfermedades del corazón.

Asimismo, además de la dieta, el estilo de vida es un factor principal que contribuye a la obesidad en los gatos.

Una dieta poco saludable, exceso de alimentos, sin suficiente ejercicio y actividad física, contribuyen al aumento de peso.

Antes de la pandemia, la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas (APOP) estimaba que solo en E.E.U.U., el 60% de los gatos sufrían de obesidad o sobrepeso, lo que lo hace ser un tema preocupante, debido a que esto se replica en muchos países del mundo, como es el caso de Chile.

Para prevenir la obesidad en los gatos, es importante proporcionar una dieta equilibrada y controlada. También es importante proporcionar ejercicio y actividad adecuada para mantener a tu mascota activa y saludable.

Falta de apetito

Es un problema bastante común en los gatos, pero este factor puede desencadenar problemas serios en la salud de las mascotas, por ello es importante estar alerta a cambios en el consumo de alimentos y bebidas por parte de los felinos.

Dentro de las causas más comunes está el cambio repentino en la dieta, la llegada de personas o mascotas nuevas a la casa, o el cambio del lugar donde habitualmente consumen su alimento.

Tener presente estos factores desencadenantes pueden ayudarnos a evitar que tengamos este trastorno tan común en nuestras mascotas.

Problemas renales

Pueden ser causadas por una variedad de factores, incluyendo la edad, la enfermedad renal crónica y la nutrición inadecuada.

Suministrar a tu gato alimentos indebidos, incluso comida humana, puede ser la causa de un posible trastorno renal.

Respecto a esto, Luis Fernando Reyes de Gabrica, explica:

Una dieta rica en proteínas y baja en fósforo es esencial para los gatos con problemas renales. Los gatos con insuficiencia renal crónica necesitan menos proteínas en su dieta para ayudar a reducir el trabajo de los riñones y prevenir el daño adicional. Además, es importante elegir alimentos de alta calidad que contengan buenas proteínas y evite los subproductos y otros ingredientes de relleno.

Además, es importante proporcionar la cantidad indicada de agua. Las mascotas con insuficiencia renal crónica a menudo tienen sed constante y pueden necesitar más agua para mantener su hidratación.

Intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias pueden ser causadas por una variedad de factores, incluyendo alergias alimentarias, intolerancias a los carbohidratos y desórdenes digestivos.

Alergias alimentarias

Son las más comunes en los gatos, y pueden ser causadas por proteínas en la comida, como la carne de pollo o pescado. Algunos síntomas son comezón, erupciones cutáneas y diarrea.

Intolerancias a los carbohidratos

Esto puede causar síntomas como diarrea, gases y dolor abdominal.

Desórdenes digestivos

El síndrome del intestino irritable, por ejemplo, puede causar síntomas como diarrea, estreñimiento y dolor abdominal.

Es importante hablar con un veterinario si sospechas que tu gato tiene una intolerancia alimentaria, ya que es el único que puede realizar pruebas para determinar la causa exacta y recomendar una dieta adecuada para el felino.

El veterinario de Gabrica, Luis Fernando Reyes aconseja que para no tener problemas alimentarios con tu gato debes considerar:

  • No compartir comida humana, ya que muchos de estos alimentos pueden ser tóxicos para ellos.
  • Ofrecer agua fresca, puede ayudar a mantener una hidratación adecuada y prevenir problemas renales relacionados con la alimentación.
  • Evite el alimento húmedo, porque a menudo este contiene preservantes y conservantes que pueden ser perjudiciales para la salud de algunos gatos. Consulta antes con tu veterinario.
  • Monitorear el peso, hacerlo regularmente y hablar con un veterinario si se nota un aumento de peso repentino o un cambio en el apetito.

Prevenir estos trastornos alimenticios en tu gato es muy fácil si su dieta está debidamente controlada, no obstante, siempre, ante cualquier duda, consultar a un veterinario y estar atentos a las señales que presenta.

Para más información ingresa a www.gabrica.cl.

Recomendamos

Escribir un Comentario