La alergia es una reacción exagerada de nuestro sistema inmune ante un alérgeno y se puede dar por animales como perros, gatos, caballos, conejos, hámsters o cabras, entre otros muchos más.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 40% de la población urbana presenta síntomas de rinitis alérgica.

Esta misma en temporada afecta a más de 35 millones de personas en Estados Unidos y se calcula que a más de un 30% de la población en Chile.

Estas alergias de temporada se deben a sustancias denominadas alérgenos, y comúnmente desencadenan síntomas durante el otoño y la primavera.

Es en estas épocas que quienes sufren de rinitis alérgica experimentan mayores síntomas de estornudos, congestión, nariz bloqueada y picazón en la nariz, el paladar, la garganta, los ojos y los oídos.

Pero, ¿qué pasa si es la mascota es la que está provocando la alergia de un padre de mascota o a un miembro de la familia?

La responsable principal de causar alergia es la caspa de nuestras mascotas, y no el pelo, como se cree popularmente. Y es que los animales, al igual que los humanos, renuevan su piel constantemente y esa piel se desprende poco a poco en forma de escamas microscópicas.

Esa caspa diminuta que se queda flotando en el aire y que las personas respiran, es la que causa síntomas de alergia.

La médico veterinario y especialista de Gabrica, Susana Salas señala:

Lo que provoca la caspa en los perros son las proteínas presentes en el pelo, sumado a una hipersensibilidad individual de cada persona a este tipo de alérgenos. El pelo y la caspa producen alergia debido a las proteínas presentes, como el colágeno y la queratina.

Un malentendido común es que existen perros verdaderamente hipoalergénicos, completamente seguros para las personas alérgicas.

La veterinaria, Susana Salas, señala:

Es un mal concepto denominar a un perro hipoalergénico, debido a que lo que causa alergias es una importante variedad de sustancias ambientales que, en conjunto con la caspa de los perros, pueden empeorar los síntomas de dicha patología.

Asimismo, agrega la profesional de Gabrica:

En general los perros ideales que ayudan a evitar alergias son todos aquellos que tienen pelo muy corto. Podemos mencionar al Sabueso Afgano, Schnauzer, Terrier americano sin pelo, Kerry blue, Basenji, etc. Las razas ideales son aquellas que tienen poco pelaje o aquellas razas de perros que mudan el pelo con menos frecuencia, liberando menos caspa y menos alérgenos en nuestra casa. Pero, además, las personas deben tratar las alergias de manera eficiente con un diagnóstico certero para saber realmente cual es la causa de la alergia, y así corroborar o descartar que sea debido a los pelos de los animales.

Algunas razas de perros que suelen causar menos síntomas de alergia son:

En perros pequeños, destacan el American Hairless Terrier, el Schnauzer miniatura, el Bichon Frise, el Shih Tzu, el Caniche de juguete, el Crestado chino, el Bedlington Terrier, el Yorkshire, el Colton de Tulear, el Basenji, el Habanero y el Maltés.

En perros grandes, el Perro de Aguas Portugués, el Schnauzer gigante, el Caniche estándar, el Sabueso Afgano y el Spaniel de agua irlandés.

Hoy, en Chile, es mucho más común ver en plazas o en las calles que hace unos días años atrás a los Yorkshire o los Shih Tzu, y esto se debe a que hay una mayor conciencia al minuto de escoger a la mascota que queremos, evaluando variables como: el tamaño de la vivienda, el tiempo que estamos en casa, si hay o no hijos y, ahora, también se considera las alergias como un factor relevante.

Consejos para vivir con un perro siendo alérgico

Idealmente, y en lo posible, elegir las razas anteriormente mencionadas para evitar que la caspa sea una causa desencadenante de esta patología. Otro factor es que cada persona que sufre alergia debe ser correctamente diagnosticada para tener conocimiento de cuáles son los alergenos a los cuales se es alérgico.

Algunos tips para considerar:

  • Contactar con un especialista para un tratamiento de control de síntomas de la alergia. Hay diversas medidas que se pueden adoptar para mantener a raya los síntomas y no dejar que impidan tu convivencia con tu mejor amigo de 4 patas. Entre ellas, se encuentran los antihistamínicos y la inmunoterapia con vacunas específicas.
  • Evitar el uso de alfombras, cojines, muebles tapizados, etc. Estos conllevan la posibilidad de retener los agentes alérgenos con mayor facilidad y cantidad.
  • Aplicar lociones específicas que eliminan el alérgeno de la piel y pelo del canino.
  • No dormir con la mascota.
  • Lavar semanalmente la cama del canino.
  • Conseguir purificadores de aire, filtros para aire acondicionado y deshumidificadores. Estos ayudarán a limpiar el aire que circula en tu hogar y a limitar la mayor cantidad posible los alérgenos presentes en él.
  • Aspirar el suelo con regularidad utilizando filtros de alta eficiencia. Por el contrario, debes evitar el uso de plumeros o escobas, que solo contribuirán a esparcir los alérgenos que se encuentren en el suelo de tu hogar.
  • Lavarte bien las manos después de haber tenido contacto con la mascota. Esto eliminará cualquier alérgeno que pueda llegar a alojarse en tus manos.
  • Es recomendable cepillar y bañar al animal con una frecuencia adecuada.

Aunque las razas anteriores son las más indicadas, eso no evita que cada persona pueda presentar algún síntoma de alergia con alguna de ellas, y tampoco significa no poder tener otros tipos de perros.

Lo importante, es tratar bien esta patología y disfrutar del peludo compañero.

Para más información puedes ingresar a www.gabrica.cl.

Recomendamos

Escribe un Comentario