Tras el estreno de «Blonde» la nueva película de Netflix que tiene como protagonista a Marilyn Monroe, es que su inconfundible cabellera rubia ha vuelto a ser un ícono de la moda y anhelo de muchas mujeres.

Si eres de las que quiere probar un cambio radical y comprobar si las rubias lo pasan mejor, te dejamos una guía creada por Catalina Fernández (@lapelusienta) peluquera visagista experta en colorimetría, que explica todos los consejos para lograr este cambio y lucir como la recordada actriz de Hollywood.

El primer paso es descubrir nuestro tono de piel y si este presenta colores más fríos o cálidos.

En el caso de personas con un rostro que refleja tonos más fríos como verdes o azules, lo ideal es un rubio más dorado, mientras que en el caso contrario cuando la piel tiene tonalidades más cálidas, como rosado, es recomendable un rubio más ceniza.

Catalina Fernández añade que, para aquellas mujeres que son naturalmente castañas y deseen experimentar con un cambio radical convirtiéndose en rubias, es necesario pasar por un proceso de decoloración la cual puede ser en una o más sesiones, dependiendo de qué tan rubio se espera que sea el resultado final.

Si bien este proceso puede sonar un poco intimidante para algunos, actualmente existen aditivos que ayudan a que la decoloración no dañe tanto el cabello y pueda seguir luciendo sano.

Cuidar la decoloración

Otro de los pasos importantes viene después del proceso de decoloración y es realizarse masajes reconstructivos, algo indispensable para que el cabello no se dañe o pierda su fuerza.

Junto a esto, es que para poder mantener el color por más tiempo y lucir este nuevo tono rubio se recomienda el uso de shampoo morado para que el color no se oxide tan rápido, además de acompañarlo con otros shampoo para la decoloración o cabellos teñidos, así como también protectores de calor, los que ayudan a que el pelo tampoco se vaya decolorando rápido o despigmentado el color.

Una vez obtenido el resultado deseado, la tintura que se aplica sobre la decoloración puede durar hasta un mes con los cuidados adecuados.

En ocasiones también se puede realizar una tonalización cada cierto tiempo para que el tono rubio continúe luciendo como en la primera aplicación, esto solo cuando aparezca la raíz y dependiendo del cuidado que tenemos con nuestro cabello.

Si bien Catalina Fernández ha notado un aumento en las mujeres que se atreven a realizar este cambio, lo que se refleja en el aumento de ventas de productos para lograr este look y las clientas que llegan a su salón:

Un 90% de las mujeres chilenas quieren ser rubias, pero se debe hacer con responsabilidad, entendiendo que es necesario cuidar el cabello, realizar masajes reconstructivos, utilizar productos para mantener el color y proteger el pelo y así poder lucir un rubio por mucho más tiempo.

Recomendamos

Escribe un Comentario