Distinto a años anteriores, durante estas semanas hemos visto cómo la lluvia y la nieve han creado increíbles paisajes a lo largo del país, y aunque en ocasiones se podría pensar que arruinan los planes de salir, esos momentos pueden ser una gran oportunidad para sacar a relucir tu talento como fotógrafo/a obtener tomas hermosas, ya sea de paisajes, la ciudad en ángulos diferentes e ideas novedosas.

Las oportunidades son infinitas. Puedes fotografiar la lluvia desde tu ventana, la montaña soleada o tras una intensa nevazón, o ir directamente a los centros invernales y lograr una composición con objetos característicos de la época como hojas secas, árboles, posas de agua o pavimento húmedo.

Desde Canon queremos que disfrutes esta estación del año y pongas a prueba tu creatividad ya sea desde tu casa o saliendo a explorar nuevos lugares. Para ello, te dejamos cuatro consejos que debes poner en práctica.

1. Disfruta la nieve con la exposición correcta

Este fenómeno natural es lo primero que se nos viene a la mente cuando decimos invierno y es la pieza clave de las fotografías de la época.

Como sabemos, su blanco brillante es la atracción, por ende, si te encuentras en zonas con poca luz, puedes hacer tus retratos estableciendo un valor de apertura específico mientras la cámara selecciona una velocidad de obturación adecuada.

Además, es importante prestar atención a la exposición, debes sobreexponer un poco, de lo contrario, tus capturas podrían salir más oscuras y apagadas de lo que te gustaría.

2. No dejes de lado el cielo

Luego de una intensa lluvia, es común que al día siguiente veamos cielos despejados y luminosos o también atardeceres de distintos colores.

Este panorama visual resulta muy llamativo y puedes dedicarte a retratar diversos paisajes. Para lograrlo, utiliza objetivos gran angular ya que te permitirán capturar colores intensos.

También, puedes usar el objetivo zoom ultra gran angular ya que es ideal para hacer fotografías de paisajes al combinarlo con una cámara ligera.

3. Captura los reflejos

Para los días de lluvia puedes atreverte y utilizar recursos novedosos, como por ejemplo mirar el suelo y ver los reflejos de una ciudad, persona, paisaje, entre otros.

Juega con las pozas de agua en cualquier superficie ya que te ayudarán a formar espejos si te ubicas en el ángulo adecuado.

De esta manera, puedes enfocarte solo en retratar el reflejo o bien capturar ambas partes para darle un sentido especial con contrastes.

Los reflejos nos ofrecen una realidad distinta a la que estamos acostumbrados, con tendencia hacia el surrealismo.

4. Que el clima no sea un impedimento

Para quienes disfrutan de la fotografía en todas sus expresiones, el mal tiempo no existe y cualquier condición es una oportunidad.

Los equipos modernos están mejor preparados para trabajar en temperaturas bajas, pero debes considerar llevar contigo más baterías ya que el frío hace que la carga dure menos.

Te sugerimos utilizar las cámaras mirrorless como la EOS R o RP ya que ofrecen una excelente calidad frente a estas condiciones y resultados inigualables.

No dejes pasar esta estación del año, que pese a ser muy fría, te puede brindar elementos únicos y resultados innovadores que se presentan cada 9 meses. Toma tu cámara, observa y fotografía.

Recomendamos

Escribir un Comentario