El gran día de la “lluvia de estrellas” de las Perseidas se aproxima. Este fenómeno empezó a verse el pasado 17 de julio y se extenderá hasta el 24 de agosto, pero el 11 de agosto se percibirá su máxima actividad entre 1 am y 3 am, horario de Chile.

La directora del Núcleo de Astroquímica y Astrofísica de la Universidad Autónoma, Natalia Inostroza, explica que el fenómeno ocurre una vez al año, debido a que el cometa Swift-Tuttle deja restos de polvo y hielo cada vez que pasa cerca de la Tierra, cada 133 años.

Nuestro planeta, cuando atraviesa esa zona por la que ha pasado el cometa, se encuentra con gran cantidad de partículas de polvo. En ese momento, se ven más estrellas fugaces de lo normal.

El evento astronómico es conocido con hasta tres nombres. “Lluvia de estrellas” (denominación genérica del fenómeno), “lágrimas de San Lorenzo” y “Perseidas”.

Al respecto Inostroza comenta:

Swift Tuttle se encuentra en la constelación de Perseo, por eso es conocido como lluvia de Perseidas. Por otro lado, el nombre de lágrimas de San Lorenzo es porque calza con la muerte del santo español, la cual se conmemora el día 10 de agosto.

A diferencia de la lluvia de estrellas del año pasado esta será mayormente visible pues para el fin de semana, donde se espera su peak, la luna menguante permitirá ver hasta los meteoros más débiles.

Para apreciar este espectáculo, la académica señala:

No se necesita ni prismáticos, ni telescopio. Se puede ver desde cualquier parte del hemisferio sur, mirando en dirección al cielo. Para una mayor visión se recomienda alejarse de lugares con mucha contaminación lumínica y verlo quizás en altitud.

Recomendamos

Escribe un Comentario