La depresión posparto constantemente se relaciona con la madre y existe una gran discusión médica en torno a ello. Sin embargo, es poco conocido el hecho de que hombres también pueden sufrir esta enfermedad.

Según un estudio publicado en la revista JAMA Network Open en abril de 2021, aproximadamente el 8% de los padres experimentaron síntomas de depresión posparto durante el primer año después del nacimiento de su hijo.

Los síntomas que el hombre puede experimentar son similares a los de las mujeres con esta enfermedad, es decir, tristeza, disminución del apetito, cambios en el sueño, irritabilidad, dificultad para concentrarse, entre otros.

La principal diferencia es que muchos hombres no reconocen estos síntomas como una manifestación de depresión posparto, puesto que es poco conocida y se espera que estén felices y emocionados por la llegada de un hijo.

Según Raúl Sánchez, psiquiatra experto en trastornos del ánimo y director del Centro Clínico del Ánimo y la Ansiedad:

La falta de reconocimiento y conciencia sobre la depresión posparto en hombres puede llevar a que estos síntomas sean ignorados o minimizados, lo que dificulta y retrasa la búsqueda de ayuda y apoyo adecuados.

El especialista manifiesta que en la sociedad aún persisten prejuicios arraigados acerca del rol de los padres y su capacidad para experimentar ciertas emociones.

Existe una presión social que exige que los hombres sean fuertes y repriman cualquier muestra de vulnerabilidad emocional.

Además, en el ámbito de la atención médica, suele haber un enfoque en la salud mental de la madre y el niño, sin considerar muchas veces la de los padres.

La depresión posparto puede tener un impacto importante, tanto en los padres como en sus hijos. Si no se trata, esta condición puede perjudicar la relación entre ellos, generando distanciamiento y dificultades en la interacción.

Además, los niños podrían carecer de un modelo de paternidad positivo y enfrentar desafíos en su desarrollo emocional y cognitivo a largo plazo.

Sánchez destaca la necesidad primordial de tomar medidas para enfrentar esta problemática, explicando que es esencial incrementar el conocimiento y la educación acerca de la depresión posparto en hombres.

Es crucial brindar capacitación a los profesionales de la salud mental para identificar los síntomas en los padres y ofrecer el apoyo adecuado. Además, es urgente que eliminemos los prejuicios y los estereotipos de género que dificultan la búsqueda de ayuda.

Recomendamos

Escribe un Comentario