Durante el año 2019, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el 29 de septiembre como Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y la contribución de esas acciones al desarrollo sostenible.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), alrededor de un tercio de la totalidad de los alimentos que se producen en el mundo se pierde o se desperdicia entre el productor y el consumidor.

En nuestro país, una persona desecha 121 kilos de alimentos al año, lo que equivale a 2 millones de toneladas al año a nivel país.

Mientras que, a nivel global, aproximadamente el 13% de los alimentos producidos se pierden entre la cosecha y la venta minorista, además de que un 17% de la producción total de alimentos se desperdicia en los hogares, la restauración y el comercio al por menor.

Para Electrolux Group, uno de sus pilares estratégicos (Better Living o Mejor Vivir) tiene como objetivo hacer de la alimentación saludable y sostenible la opción preferida.

En Chile, de la mano de su marca Fensa, recalcan la importancia del Zero Waste en alimentos y articulan su impacto en productos y educación.

  1. Desde los productos, sus nuevos refrigeradores con tecnología AutoSense e Inverter, permiten preservar la vida de los alimentos hasta un 30% más tiempo, además de permitir un mayor ahorro energético.
  2. Desde la educación, para ser un agente de cambio en esta problemática, en el mes de junio, se realizó el primer Seminario Zero Waste en conjunto con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile que contó con la presencia de Rafael Rincón, presidente de la Fundación Gastronomía Social; Francisca Lucero de Vida Sustentable Chile; Alejandra Kopaitic, cofundadora de Vaya Consumismo, y Maximiliano Acosta, cofundador de GodMeal.

Esta última actividad fue un gran hito para la organización ya que permitió articular a los diferentes actores en torno al desperdicio alimentario, brindando la oportunidad de aprender de expertos en la materia y de intercambiar ideas y soluciones innovadoras.

Ahora, la invitación está abierta para que cada individuo se convierta en un agente de cambio en esta problemática global.

Adoptemos prácticas responsables en nuestras vidas diarias y trabajemos juntos para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Con pequeños gestos, podemos lograr un gran impacto en el medio ambiente y en la construcción de un futuro más sostenible para todos.

Recomendamos

Escribe un Comentario