El frío extremo llegó a la capital, golpeando con fuerza a todos los santiaguinos con temperaturas y lluvia que nos hacen recordar décadas pasadas.

Si bien los expertos aseguran que en los próximos días el tiempo se irá estabilizando, de momento debemos convivir de la mejor manera posible con las bajas temperaturas, así que cualquier consejo para dejar de tiritar es bienvenido.

La importancia de una buena alimentación

Los expertos de FREST, mercado saludable, nos indican la gran importancia de alimentarse de buena manera, además de abrigarse bien, evitar el agotamiento físico y procurar un buen aislamiento térmico en el hogar es clave para sobrellevar un poco mejor las bajas temperaturas.

Pero también es fundamental seleccionar bien los alimentos que comemos para que nos puedan aportar energía y calor a nuestro organismo.

Alejandra Steinmeyer, Nutrióloga de FREST señala:

El frío hace que nuestro organismo tenga que hacer un esfuerzo extra para mantener una temperatura constante. Para ello tiene que activar una serie de mecanismos fisiológicos que originen calor interior y así contrarrestar el descenso de la temperatura.

Además, los expertos de FREST nos entregan algunas simples y prácticas alternativas de alimentación saludable que nos permitirán entrar en calor, además de otros productos que nos ayudarán a obtener la energía necesaria para ayudar a nuestro cuerpo a afrontar los días gélidos de este invierno.

Frutas de estación

Si o si, las frutas de estación son un buen aliado para el frío. Lo mejor es seleccionar aquellas que estén de temporada, como la naranja, el kiwi y las mandarinas.

Estas tienen en común un alto contenido en vitamina C, muy recomendable para fortalecer el sistema inmunológico y evitar resfríos durante estas fechas.

Legumbres

Son alimentos energizantes muy recomendables para combatir el frío. Además son clave en una alimentación saludable, por lo que el consejo es consumirlos de dos a tres veces por semana.

Platos como lentejas, porotos o garbanzos siempre son una excelente alternativa. Además, si te sobran, puedes realizar un rico hummus, sano y repleto de sabor.

Jengibre

El jengibre también puede ayudarnos a subir la temperatura corporal. Además, al igual que la cebolla y el ajo, es ideal para reforzar nuestras defensas.

Son alimentos ricos en antioxidantes y antiinflamatorios, muy recomendables para prevenir resfriados.

Frutos secos

Finalmente, nuestro último aliado son los frutos secos. Los expertos de FREST señalan que con 30 gramos al día es suficiente, ya que nos ayudará a incrementar el aporte calórico de nuestra dieta, también a combatir el frío.

Además son ricos en ácidos omega 3, vitaminas y minerales, pero conviene no abusar de aquellos que cuentan con más calorías.

La invitación es a estar super abrigado y alimentándose de manera saludable para poder combatir el frío y así evitar enfermedades típicas en esta época del año.

Escribir un Comentario