Por Pedro Pablo Rojas
Gerente encargado de los Centros Fiorella

Desde hace poco más de dos años, cuando inició la pandemia de coronavirus, comenzamos a utilizar mascarillas cada vez que salíamos de nuestras casas para así prevenir el contagio del virus, pero desde el pasado jueves 14 de abril su uso dejó de ser obligatorio en ciertos lugares del país. 

El problema es que, durante estos dos años, el nuevo accesorio provocó roces, enrojecimiento y sequedad en nuestra piel.

Pero, el fin en su uso dentro de lugares abiertos es una muy buena noticia para nuestro rostro, ya que a lo largo de este tiempo tuvimos que utilizarlas en cada lugar al que íbamos sin importar la distancia social.

Gracias a esta nueva medida impulsada por el gobierno, los tratamientos de medicina estética han comenzado a aumentar y cada vez son más las personas que consideran hacerse algún retoque que les ayude a rejuvenecer su rostro y a suavizar el paso del tiempo.

Si bien es cierto, nadie sabe lo que depara el destino con respecto al virus y si en algún futuro volveremos a utilizar la mascarilla de manera permanente, hay que aprovechar de cuidar nuestra piel lo antes posible y la realización de tratamientos estéticos te garantizan un resultado que durará por meses.

Tratamientos como el relleno de ojera, rinomodelación, perfilado de labio, relleno surco nasogeniano y toxina botulínica, son bastante recomendados para este tipo de situaciones, donde por años, independiente del clima, la hora y el lugar, el uso de mascarillas era obligatorio, dañando considerablemente la piel, sin ni siquiera darnos cuenta.

Escribe un Comentario