En el mundo de la seguridad existen muchos tipos de puertas de seguridad o acorazadas que nos pueden permitirán mantener mejor blindados a nuestros bienes y familias.

Puerta blindada o acorazada
Puerta blindada o acorazada

Por lo que se hace imperioso tener las nociones básicas que es lo que se necesita para armar y montar una puerta blindada, puerta acorazada o antiokupas y tener claridad de saber cuál es el uso adecuado de las mismas.

En primer lugar, se trata de puertas que han sido elaboradas con materiales muy resistentes y que puedan soportar cualquier tipo de impacto, debiendo ser certificadas con un sello de calidad ISO, que le permita tanto al vendedor cómo a el usuario tener la certeza de qué es  un producto que cumple los estándares definidos

Diferencias entre una puerta blindada y una acorazada

Una puerta blindada es una puerta que por lo general ha sido fabricada en madera y que en su interior posee placas metálicas de refuerzo, una o dos chapas de acero

Una puerta acorazada por lo general se trata de una estructura fabricada en acero con revestimiento exterior de madera con cerraduras integradas al metal.

En general y en base a la estructura se podría afirmar que una puerta acorazada es más resistente que una puerta blindada frente a grandes ataques, pero la selección finalmente está dada según su grado de seguridad o resistencia y de las necesidades, tipos de vivienda, características de la residencia o antecedentes de robos.

Uso de las puertas blindadas o acorazadas

Las puertas blindadas son usadas frecuentemente en lugares en donde se requiere reforzar la seguridad ante la presencia de intrusos, ya sean oficinas, locales comerciales o residencias familiares.

Por lo general, las puertas blindadas son construidas con madera, aleaciones o metal, en una estructura diseñada para resistir y en casos extremos soportar su intento de acceso no autorizado retrasando la acción de los atracadores y ganar tiempo en la activación de alarmas y seguridad.

Generalmente este tipo de puertas tiene posee una mirilla integrada, barras blindadas en diferentes puntos del marco que sirven de seguridad anti palanca así como refuerzos doble chapa de metal, reforzados en marcos de protección y anti cizalla.

Los usos de las puertas blindadas pueden ser tan diversos como modelos existen en el mercado, realmente no existen restricciones limitantes para su instalación que no sean el deseo de reforzar la seguridad de un lugar específico por las razones que sean.

Instalación de puertas blindadas

Al instalar una puerta blindada, es aconsejable que las paredes donde serán instaladas se encuentren en buen estado y que a su vez los marcos donde se sostendrá la puerta tengan el apoyo suficiente y necesario para soportar la instalación y soporte de las puertas.

Lo más aconsejable en estos casos es realizar una instalación que considere la reconstrucción del marco a fin de evitar problemas futuros como podrían ser un desmontaje por mantención, falta de soporte y que finalmente la puerta no sea capaz de cumplir el propósito de seguridad a la cual fue destinada.

Instalación de puertas blindadas en viviendas

Para los casos de instalaciones para viviendas, es aconsejable que las puertas blindadas contengan una mirilla por la cual poder visualizar el exterior, se puede fabricar con cerraduras de tres o cinco cilindros y con puntos de anclaje en diferentes lugares de la puerta, generalmente estas puertas utilizadas en puertas principales para viviendas se le colocan bisagras anti palanca.

Instalación de puertas blindadas en oficinas y locales comerciales

Para los casos de instalación en locales comerciales u oficinas, se pueden instalar con sistema de barras de seguridad que se accionan con el paso de la llave, se puede descartar la mirilla u ojo de pescado como se le conocen en muchos países y se completan con las diferentes opciones de bisagra de seguridad y anti cizalla, cilindro de tres o cinco cilindros.

Instalación en bóvedas o locales de uso industrial

Para los casos de instalación en locales de uso industrial, bóvedas, entre otras, se recomienda mucho las puertas blindadas del tipo acorazadas, con bisagras anti cizalla, triple barras de hierro para blindaje máximo y cinco cilindros de protección.

Lo que sí es de uso común es que las puertas blindadas estén reforzadas y recubiertas con maderas en su exterior, para ser utilizadas en recintos internos, pero si su uso es por fuera de recintos techados, o que puedan dar al aire libre es recomendable, utilizar puertas blindadas de materiales como aleación o metálicas.

La instalación de las puertas blindadas dependerá de los factores descritos anteriormente, es decir, si existe buenos soportes en las paredes y si se tiene marco resistente.

En el caso de que se cumplan las dos, y que el marco sea de madera, se colocaran ramplús o tacos de expansión, para el anclaje de la puerta al marco, si por el contrario el marco es de acero se utilizaran anclajes metálicos.

Es importante que la puerta de seguridad, de verdad cumpla con su función y para ello hay que asegurarse que se puedan cumplir con las normas de instalación.

Para ello es importante, reforzar marco, estabilizar la puerta, asegurar que se tengan los componentes para la correcta instalación y sobre todo que la puerta posea y tenga los componentes apropiados para cada uso en particular.

Componentes necesarios para instalar una puerta blindada o acorazada

En general, hay que asegurar  que todos los componentes de la puerta blindada, se encuentren para poder proceder a la instalación.

Es decir, contar con todos los elementos para su correcta instalación y montaje, por lo que no debe faltar ningún elemento, como el pre marco, el marco, las barras de soporte de cierre, los omegas, las juntas, carenado lateral, mirilla angular, limitador de apertura, acero electro galvanizado, la cerradura de seguridad, la barra inferior de cierre, los picos fijos anti palancas, las bisagras ajustables, el desviador, el autoajuste umbral móvil, el umbral móvil y la garra metálica.

Estos componentes son básicos y de suma importancia para la correcta instalación, no te olvides que son los componentes de las puertas blindadas y que si uno de ellos falla el sistema de instalación también.

Debe asegurarse también, las herramientas adecuadas, por lo que se necesitan las brocas adecuadas, destornillador, martillo, guantes, entre otros.

Lo primero que hay que hacer es colocar el pre marco y el marco, ajustando las medidas y nivelando todo para poder proceder con los siguientes pasos, que incluye la colocación y ajuste de la puerta en sí.

Verificaremos que se deslice de manera correcta las llaves de la puerta y que esta pueda abrir o cerrar de manera eficiente.

Una vez fijado el marco se procede a taladrar el mismo para fijarlo en la pared, por donde vamos a introducir los ramplús o canutillos, se le aplica al hueco realizado resina en abundancia para que se fijen y rápidamente se procede a colocar las varillas de hierro ajustables para fijar más el marco.

Es aquí donde comprobaremos que la puerta puede abrir o cerrar sin ningún inconveniente y que a su vez ha quedado de manera efectiva la instalación de la misma.

Es de suma importancia completar los pasos de nivelación del marco para poder proceder con los siguientes pasos y por supuesto contar con instaladores que tengan experticia en la instalación de este tipo de puertas.

Escribe un Comentario