Seguridad

Sistemas de videovigilancia, beneficios y riesgos

La videovigilancia tiene como objetivo ser los ojos de cualquier persona, institución, gobierno o negocio, para captar actos que pueden estar o no fuera de la ley.

Videovigilancia
Videovigilancia

Las cámaras de seguridad surgen básicamente para vigilar y proteger bienes y a sus personas, por otro lado, también lo implementaron los negocios comerciales para verificar robos tanto de sus clientes como de sus empleados, luego de esto, la videovigilancia se ha implementado por los gobiernos e instituciones como una manera de control social.

Muchos países y sus gobiernos que han implementado este sistema, han disminuido considerablemente el índice de criminalidad, mejorando la calidad de vida de sus ciudadanos, del mismo modo al estar en constante grabación las viviendas, conjuntos residenciales e incluso comercios, se puede verificar que no se anulan los actos ilícitos, sino que disminuyen y las personas que los cometen quedan expuestas al escarnio y a las autoridades.

¿Pero más allá de este razonamiento, que es básico y muy convencional, muchas personas se preguntan cómo puede contribuir a la sociedad, a los individuos y a los gobiernos o instituciones estar constantemente haciendo videovigilancia?

Estrategias de videovigilancia

Sin duda alguna uno de los puntos más a favor de la videovigilancia es que permite ayudar en la prevención de robos, hurtos o secuestros, es decir, que disminuye significativamente el índice de criminalidad y de actos ilícitos, debido a que estando en constante grabación y vigilancia los individuos y bandas criminales se ven cohibidas y se eximen de hacer este tipo de actos.

Estas grabaciones constituyen según la ley de muchos países, un Registro Legal de Delincuencia, con lo cual debido a la vigilancia constante y si existiera algún delito, una de las evidencias más contundentes que les puede entregar a las autoridades son las grabaciones obtenidas del sistema.

Debe tenerse en cuenta que las grabaciones son un medio irrefutable de evidencia contundente hacia los criminales.

Muy probablemente podemos pensar en que una vez instaladas el sistema de videovigilancia, debemos dormirnos en los laureles, sin embargo, muy lejos de esta realidad, por lo que cuando se instala un sistema, lo primordial es hacerlo con empresas que sean serias y que proporcionen constante servicios de mantenimiento, para que estas grabaciones puedan ser legales, además de seguir indicando todos los componentes para constituir una evidencia fiable a la hora de un acto ilícito.

No descuidar el sistema es la clave

Muchas cortes de justicia han desestimado evidencias muy contundentes, por no contar con algunos detalles como el día o la hora de la grabación o por sus imágenes borrosas, no fieles o trucadas, por lo que hay que estar atentos para hacer constante servicio al sistema.

El sistema de videovigilancia, requiere de la optimización constante a través de claves únicas con las cuales el propietario puede acceder al contenido de este, sin embargo, es susceptible a hackeos y por ende de destrucción de datos, por lo que constituye una amenaza constante a la cual se le debe prestar atención.

Un consejo de sentido común es que, se debe tener en cuenta no estar dejando entrar a las propiedades a personas que puedan resultar sospechosas, aun cuando se ha demostrado que casi el 85% de los crímenes los realiza personas que son habitualmente amigas o familiares de los dueños de los inmuebles o propiedades, siendo estos los ejecutantes o las mentes que envían a los criminales a cometer los actos.

Mantener el control

Otra de las ventajas de la videovigilancia, es que a través de estas claves o pines que suministra el sistema, el propietario puede acceder desde cualquier ubicación remota, es decir, desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento, desde Internet, desde un circuito cerrado de televisión o incluso puede hacerlo a través de su teléfono inteligente.

Este acto de vigilar desde otra ubicación, te permite en cierta forma mantenerte tranquilo porque puedes acceder a tus propiedades sin estar físicamente en el lugar.

Este sistema de videovigilancia, permite a su vez a la ciudadanía mantenerse con una relativa tranquilidad al pasearse por sus calles, ya que en muchas ciudades se implementan permitiendo que se tenga todo grabado y controlado.

Es así como se pueden ver no solo las acciones de los vándalos, sino también los accidentes de coches, resolviendo disputas en muy pocos minutos ya que el sistema capta los momentos en los que ocurre el incidente, lo cual supone que los ciudadanos evitaran infringir las leyes de tránsito, al igual que los ciudadanos de hacer actos que no estén permitidos, como cruzar por sitios indebidos, botar basura en las calles, parques, ríos, quebradas, entre otros.

Desde este punto de vista es muy beneficioso y ventajoso tener un sistema de videovigilancia, ya que se controla de manera sustancial el desbordamiento humano.

Pero más allá de esto, seguramente te estarás preguntando si es un nuevo tipo de control, porque la vista está que las videovigilancias, también se han impuesto en los terminales, aeropuertos, en los centros comerciales e incluso han llegado a instalarlas en sitios donde la privacidad debes ser la premisa, como en baños públicos, bajo el constante acoso de las autoridades o los propietarios de inmuebles.

Muchos ciudadanos se quejan por la excesiva vigilancia que imponen los gobiernos, en muchos países existe hasta un sistema de regulación en donde se premia o se castiga la disciplina ciudadana, la cual se verifica a diario con la videovigilancia.

Sin duda alguna los gobiernos y los legisladores siempre están en constante búsqueda de un mejor y más eficiente sistema de control de la sociedad, para evitar que expresemos nuestros derechos de ser libres e independientes. Por lo que como ciudadanos debemos estar atentos y proponer siempre que se realicen leyes que nos garanticen la privacidad y la individualidad.

Por lo que, en la actualidad, grupos de ciudadanía están forzando estos cambios para implementar estas leyes que evitan la reglamentación de datos, la protección de datos, protección privada, entre otras, además de vincularlos con las leyes o reglamentos de adaptación con los cuerpos policiales, los entes gubernamentales o las instituciones civiles.

Escribir un comentario