Cerrajería

Problemas con la cerradura de la puerta que nunca debes ignorar

Los problemas en la cerradura de las puertas es algo con lo que todos debemos lidiar tarde o temprano y la forma en que los tratemos determinará finalmente como afectan nuestra seguridad. Desafortunadamente, la mayoría de las personas no llama a un cerrajero hasta que es demasiado tarde.

Cerradura

No prestar atención al estado de las cerraduras de las puertas puede traer consecuencias muy graves y estas son algunas de las principales cosas a considerar.

1. Cerraduras, perillas y manijas sueltas

Las cerraduras de las puertas tienen muchas partes móviles que interactúan para su correcto funcionamiento.

Cada una de estas partes es integral para garantizar que la cerradura funcione sin problemas. Si tan solo uno de estos componentes comienza a fallar, toda la cerradura fallará.

La mayoría de ellas se afloja con el tiempo y después de largos períodos de uso, algo que es especialmente cierto para las cerraduras de puertas exteriores que sirven como puntos de entrada y salida.

Casi el 60% de los robos en hogares son de entrada forzada y si las cerraduras de las puertas están flojas, será mucho más fácil para los ladrones acceder sin mayores problemas.

2. Cerraduras desalineadas

Sin duda es uno de los problemas más fáciles de detectar, ya que las partes clave del mecanismo de bloqueo no ajustan, ya sea por que el pestillo o el perno de bloqueo no se alinean con la placa de cierre, 

Se trata de un problema bastante común, a menudo resultado de cerraduras que no se instalaron correctamente o puertas y marcos de puertas que se deforman debido a golpes o cambios climáticos.

El peligro aquí es fácil de detectar. Si la cerradura de la puerta está desalineada, se hace difícil de operar normalmente, lo que significa que es posible que no cierre y bloquee como debería.

Si la desalineación no se aborda de manera conveniente, los problemas de bloqueo se agravarán, provocando incluso cerraduras o puertas rotas debido a la presión innecesaria que se debe aplicar cada vez que se intenta abrir o cerrar la puerta. 

2. Llave rota en la cerradura

Romper una llave en la cerradura debe ser uno de los problemas más devastadores y si nunca has tenido que lidiar con eso, felicitaciones.

Llave rota
Llave rota

La mayoría de la gente se siente tentada a intentar resolver el problema por su cuenta. Después de todo, ¿no es tan simple como quitar la pieza rota? Desafortunadamente no lo es, e intentarlo apresuradamente podría dañar aún más la cerradura. 

La recomendación aquí es llamar inmediatamente a un cerrajero que ofrezca el servicio de extracción de llaves rotas, ya que será el único que tal vez pueda lograr que no debas comprar una cerradura nueva.

4. Cerraduras y pestillos atascados

Los problemas de bloqueo de la puerta nunca deben ignorarse, no los pospongas para otro día, ya que si lo haces pondrás en peligro tu propia seguridad.

Las cerraduras se atascan por múltiples razones, siendo la más común la acumulación de escombros en los mecanismos internos que además podrían conllevar problemas adicionales como la rotura de llaves.

Por otra parte, un cerrojo atascado o roto puede ser un síntoma de un problema mucho mayor, como un intento de robo, ya que independiente de su calidad, no son inmunes a tales ataques. 

5. Cilindro de bloqueo giratorio

Si al colocar la llave en el cilindro de la cerradura y todo el cilindro gira, es señal de que tienes un problema que debe abordarse inmediatamente, siendo por lo demás, el más fácil de identificar, aunque no de resolver.

La causa principal generalmente es un tornillo de fijación suelto o dañado que inhibe cómo y cuándo se puede bloquear o desbloquear la puerta.

Esto esencialmente significa que podrías quedar varado fuera de tu casa sin poder entrar o bien no puede cerrar las puertas en absoluto.

Conclusiones

Si bien los problemas en las cerraduras de una puerta pueden ser una molestia, el consejo es abordarlos y solucionarlos de manera rápida y eficiente.

Es cierto que algunos de estos problemas podrían ser solucionados por un propietario promedio, pero nunca debes dudar en comunicarse con un cerrajero profesional si necesitas ayuda. 

Escribir un comentario