Mermelada de frutillas chilenas

La mermelada de frutillas es sin duda una de las favoritas de muchos, especialmente en la temporada de verano, cuando las podemos encontrar frescas y de buen tamaño.

¿Cómo hacer dulce de frutilla?

Utiliza frutas frescas de la estación, ya que luego podrás conservarlas por un buen tiempo, aunque también puedes utilizar frutillas si lo deseas en cualquier temporada.

Receta de mermelada de frutilla

Calorías: 350
Preparación: 20 minutos
Cocción: 45 minutos
Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 500 g de frutillas
  • 350 g de azúcar
  • Jugo de limón

Preparación

  1. Lavar muy bien las frutillas y retirar cualquier rastro de tallos, hojas o zonas machucadas. Partirlas por la mitad si son pequeñas o en cuartos si son grandes. Reservarlas en un bol grande y cubrirlas con el azúcar. Sellar con papel film y reservar en el refrigerador por al menos unas 3 horas.
  2. Colocar las frutillas en una olla grande de fondo grueso, idealmente de cobre. Añadir 1 cucharadita de jugo de limón. Cocinar a fuego lento por unos 45 minutos, verificando que el azúcar se haya disuelto por completo. Probar la consistencia y envasar inmediatamente en frascos de vidrio esterilizados.
  3. Servir la mermelada de frutilla como acompañamiento de pan amasado, galletas, postres o para la elaboración de tortas y kuchenes.

Consejos y tips

Para probar la consistencia puedes tomar una cucharada de la mermelada, enfriarla rápidamente en el congelador por un minuto y separar la muestra con el dedo. Si la mermelada no vuelve a juntarse es porque está en su punto óptimo.

Origen de la frutilla

Los primeros registros de las frutillas se remontan a Pedro de Valdivia en el siglo XVI y más tarde, en 1614 serían clasificadas por el jesuita Alonso de Ovalle como «Fragaria chiloensis», siendo la antepasada directa de todas las frutillas que se comercializan hoy en el mundo.

0/5 (0 Calificaciones)

Escribe un Comentario