La maternidad es una experiencia maravillosa pero exigente, que puede llevar a las mujeres a descuidar su propio bienestar en favor de cuidar a sus hijos.

En medio de las demandas constantes de la crianza, es fácil perder de vista la importancia de cuidar nuestra propia salud mental.

Como dice el psicólogo y Director de Pranavida, Jorge Fuentes:

El autocuidado es fundamental para mantener una buena salud mental, especialmente para las madres que enfrentan desafíos adicionales en su día a día.

Este aspecto es clave, ya que una madre que se siente abrumada o agotada emocionalmente tendrá dificultades para brindar el apoyo necesario a sus hijos y mantener relaciones saludables con su pareja y amigos.

En este sentido, hay que entender que el autocuidado no sólo implica tomarse tiempo para actividades relajantes o sociales, sino también reconocer y atender las necesidades emocionales propias.

Es importante que las mamás aprendan a establecer límites y a pedir ayuda cuando sea necesario, sin sentirse culpables por hacerlo.

Reconocer y aceptar nuestras propias necesidades es un acto de amor propio que nos permite ser mejores madres y personas. Al priorizar su bienestar emocional, las mujeres pueden fortalecer su capacidad para enfrentar los desafíos de la maternidad con una mente más clara y equilibrada.

Como la ansiedad son  comunes en la vida de cualquier madre, por ello dedicar tiempo a cuidarse a sí misma puede ayudar a reducir estos síntomas y promover una sensación de bienestar general, por este motivo Fuentes enfatiza en  la importancia de practicar la autocompasión hacia uno mismo en momentos de dificultad.

La maternidad  está llena de altibajos, y es importante recordar que está bien no ser perfecta. Permitirse ser imperfecta y aprender de los errores es parte del crecimiento personal y ayuda a disminuir la presión que muchas mujeres sienten.

¿Qué se puede hacer?

El  conductor de Canal Vive entrega cinco consejos para que las mamás se dediquen tiempo y se cuiden a sí mismas:

1. Prioriza tu tiempo

Es fundamental asignar tiempo en tu agenda para ti misma. Puede ser difícil, pero es necesario.

Ya sea una hora al día o un día a la semana, asegúrate de tener tiempo para actividades que te relajen y te hagan feliz.

Puede ser desde una caminata tranquila hasta leer un libro o practicar yoga.

2. Mantén conexiones sociales

La maternidad puede ser abrumadora, pero no debes perder de vista tus relaciones sociales.

Mantener el contacto con amigos y familiares te brinda apoyo emocional y una sensación de comunidad.

Organiza juntas con tus amigas, ya sea para tomar un café o salir a cenar.

3. Comunica tus necesidades

No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites. La maternidad no debe ser un esfuerzo solitario.

Habla con tu pareja, familiares o amigos cercanos sobre lo que necesitas y cómo pueden apoyarte.

Delegar tareas y compartir responsabilidades puede aliviar la carga y permitirte tener más tiempo para ti misma.

4. Cuida tu salud física

El autocuidado también implica cuidar tu salud física, por ello, asegúrate de mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente.

No descuides las visitas al médico y aprovecha cualquier oportunidad para relajarte y descansar cuando sea posible.

5. Encuentra momentos para ti

Encuentra pequeños momentos a lo largo del día para dedicarte a ti misma. Puede ser mientras los niños están en el colegio o durante su siesta.

Utiliza este tiempo para hacer algo que te guste, ya sea leer, meditar o simplemente disfrutar del silencio.

Recomendamos

Escribe un Comentario